lunes, 1 de agosto de 2011

PESCA Y CAZA


LA PESCA

Es una actividad económica que consiste en atrapar peces del mar o de las aguas continentales (ríos, lagos, lagunas), con auxilio de cañas y anzuelos, arpones y redes

El objetivo primordial de la pesca es el acopio de alimentos ricos en proteínas, adecuados para la subsistencia del hombre.

La pesca se realiza en los océanos que circundan la Tierra y también en el interior de los continentes, en las llamadas aguas continentales.

La pesca en la costa es para la manutención. En cambio, la pesca en altamar es de carácter comercial; ésta se realiza en grandes barcos, que están dotados con pantallas de sonar para ubicar los cardúmenes; de redes barrederas, de helicópteros, cámaras frigoríficas e inclusive enlatadoras.

Las principales zona de pesca en el mundo son:

a)      Los bancos de Terranova (bacalao y arenques)

b)      La Columbia británica (salmones y arenques)
c)      El sudeste africano
d)     El mar de la china oriental
e)      El mar del Perú (atunes)

Los países que sobresalen en la pesca a nivel mundial son: China, Perú, Japón, Estados Unidos, países de la Ex URSS, Noruega, etc. De estas potencias Japón es el principal exportador del mundo, por disponer de una tecnología muy avanzada y de centros de investigación sofisticados

LA PESCA EN BOLIVIA

El desarrollo de la actividad pesquera en nuestro país se halla en proceso de  expansión, por su importancia como actividad económica y como fuente de empleo en las tres cuencas principales: del altiplano, del plata y del amazonas.

a)      En cuenca del altiplano se tiene especies como la trucha, el pejerrey, el Karachi y el ispi, los que son altamente cotizados por los pobladores de los lagos Titicaca, Poopó, Uru Uru y el río Desaguadero.

b)      En la cuenca del plata se tiene el sábalo, el dorado, el surubí que sobresalen por su calidad y tamaño, en especial en el río Pilcomayo.

c)      En los ríos de la cuenca del amazonas se tiene el dorado, pacú, surubí, blanquillo, bagre, muturro, paleta y mas de 300 especies ornamentales.

LA CAZA

Consiste en la persecución de los animales salvajes con cualquiera de estas finalidades:

a)      Proveer al sustento diario de los pueblos primitivos (alimentación y vestido)
b)      Obtener pieles finas y otras materias primas para la industria.
c)      Perseguir animales depredadores y feroces.
d)     Practicar deporte.

LA CAZA EN BOLIVIA

Hemos visto que en todas las latitudes de la tierra el hombre está exterminando valiosas especies silvestres. En nuestro país también existe este grave problema, por ejemplo: en la región andina se han extinguido por completo el guanaco y la chinchilla y está a punto de desaparecer los pumas, las vicuñas, los venados, los cóndores. En el altiplano han barrido con las parihuanas y los quirquinchos. En los ríos y las llanuras del oriente se ha producido el exterminio de los ñandúes y de las tortugas acuáticas.

Actualmente con autorización o no de los funcionarios del gobierno se está dando fin  con los caimanes, lagartos, jaguares, gatos monteses, osos, lobos, monos, parabas y otras vistosas aves. En este negocio que genera millones de dólares interviene mucha gente.

EXTERMINIO  DE LA FAUNA  Y EL DESEQUILIBRIO ECOLÓGICO

El brutal exterminio de la fauna silvestre termina con la desaparición de ciertas especies, sobreviniendo un desequilibrio ecológico. Si una especie se extingue, se multiplica otra hasta convertirse en un serio peligro.

Otras actividades humanas que exterminan la fauna silvestre.

·         Millares de trabajadores de los aserraderos que se aprovisionan a diario con carne de monte, que proporcionan los bosques y ríos de Bolivia.
·         De idéntica manera actúan los asentamientos humanos, de gente sin trabajo, en todos los parques nacionales y en las áreas de reserva, donde se ubican en busca de medios de subsistencia.
·         Los exterminadores “chaqueos” o incendios provocados por los agricultores ignorantes, que pretenden habilitar las tierras de cultivo, que en la siguiente temporada ya no sirven.
·         Las perturbaciones del medio ambiente, causadas por la actividad petrolera, que diezma la flora y la fauna en las comarcas que colindan con los pozos de gas natural o petróleo.